Press "Enter" to skip to content

Análisis fundamental aplicado-¿Qué es y en qué consiste el valor patrimonial?

¿Qué es y en qué consiste el valor patrimonial?
análisis fundamental aplicado.
El valor patrimonial es la forma más simple de valoración de una
compañía, consistente en valorarla en función de sus activos y pasi-
vos. Existen básicamente dos metodologías: el valor contable y el
valor liquidativo.
El valor contable (VC) es equivalente al nivel de recursos pro-
pios o valor en libros de la empresa, también llamado patrimonio
neto. Por definición sería:
Fórmula 1. VC = Activo – Pasivo exigible ± Ajustes
En pura teoría, este método debería obviar los ajustes, de forma
que se refiriese exclusivamente al valor en libros. El pasivo exigible
es básicamente el montante de deuda financiera tanto a corto como
a largo plazo. Este método es útil sobre todo en compañías pequeñas
no cotizadas, en que la contabilidad y la realidad de mercado de la
empresa son parejas, hasta el punto de que en muchas transacciones
de compraventa de este tipo de empresas la metodología del valor
contable es la que impera.
Las grandes compañías cotizadas suelen tener muchas realidades complejas como potencialidad de beneficios futuros, sinergias diver-
sas, marcas y otros valores intangibles o simplemente plusvalías de
mercado no reconocidas, todo lo cual hace inadecuada esta técnica
para valorarlas.
El segundo método, el del valor liquidativo (VL), como dice su
nombre, valora la empresa como resultado de una hipótetica liquida-
ción de la misma. Así, tenemos que:
Fórmula 2. VL = Valor de mercado de los activos –
– valor de mercado de los pasivos – pasivos contingentes
El procedimiento sería vender los activos y liquidar los pasivos,
pero en este caso sí que hay que realizar diversos ajustes:
Lo primero es valorar los activos a precio de mercado y no a va-
lor contable, lo cual incorporará normalmente plusvalías ocultas.
Luego debe restarse el pasivo exigible igual que en el apartado ante-
rior. Los pasivos contingentes serán de diversa naturaleza, pero co-
mo mínimo tendremos los siguientes:
1. Coste fiscal, derivado de la venta con plusvalías del activo. Así,
el activo a valor de mercado no puede aumentarse en la totalidad de
la plusvalía sobre el activo a valor contable, sino que a esa plusvalía
deberá restársele el impuesto fiscal correspondiente.
2. Contingencias laborales, derivadas de compromisos con plan-
tillas (indemnizaciones pactadas, etc.).
3. Intangibles del activo no valorables, como gastos de constitu-
ción no amortizados y otras partidas sin valor.
Este método sí es aplicable en algunas valoraciones bursátiles,
particularmente las de empresas cuya actividad es más la tenencia de
activos que la explotación regular, principalmente holdings e inmo-
biliarias.
Si liquidáramos toda la sociedad se darían dos efectos impor-tantes:
1. La venta de activos se tendría que hacer en bloque, ofreciendo
un reparto determinado que no siempre se ajusta totalmente a las
necesidades del comprador, que picoteando en el mercado siempre
puede lograr un reparto más adecuado. Ello suele traducirse en una
oferta a la baja por la sociedad.
2. La venta en bloque tiene un efecto de sobreoferta simultánea
que presiona los precios a la baja, agravando el primer efecto. Si hay
prisas por liquidar la sociedad, aún no estando en pérdidas, estos
efectos se acentúan.
A menudo se calcula el valor patrimonial total de un holding o
inmobiliaria y se compara con la cotización bursátil, para afirmar que
la acción está muy barata por estar muy por debajo la segunda de la
primera. Esta diferencia se llama descuento y se explica por los dos
efectos arriba mencionados y a veces también por los pasivos con-
tingentes, por lo que un descuento adecuado oscila entre el 10% y el
50%. Una inmobiliaria que cotiza igual que su valor liquidativo no
está en precio, sino que está cara.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.