Press "Enter" to skip to content

Un poco de la Historia Bursátil y las Acciones de Bolsa

“Cuéntame el pasado y te diré el futuro”
Confucio.

El negocio de comerciar con bienes empieza en el origen del hombre mismo, en sus células y la especulación le sigue rápidamente. Las necesidades se fueron satisfaciendo y el comercio entre diferentes áreas del mundo se convirtió en algo muy atractivo. Importantes redes y rutas comerciales fueron creadas por los imperios fenicios, griegos, romanos y bizantinos con un importante tráfico comercial.
El declive del Imperio Romano tuvo por supuesto como consecuencia en Europa la creación de varios estados feudales muy desorganizados que la aislaron de las rutas comerciales asiáticas. No fue hasta el siglo XII que el comercio en Europa volvió a renacer.
Para el año 1114 ya había dos grandes centros de comercios que estaban operando en Europa, uno en el norte de Italia y otro en Flandes.
Las logias o longas de comercio solían ser plazas o lugares abiertos, generalmente cerca de los puestos, donde se comercializaban básicamente materias primas para la subsistencia humana. Los antecedentes de estas longas son las reuniones de comerciantes en los pórticos de Pireo y en la plaza de Corinto, desde el siglo XII se sitúan en lugares como bajo las galerías Delponte de Vecchio en la ciudad de Florencia o en la sombre de la torre de Cuadrada en Génova.
Estas longas hacen prosperar las ciudades en las que se ubican.

En España se encuentran longas en ciudades mediterráneas, siendo las de Valencia y Barcelona las más importantes.

La extensión del comercio Italiano hacia el Norte de Europa hace puso de moda algunas plazas de lo Países Bajos que se especializaron en el trafico de mercancías (siglos XV y XVI). La ciudad de brujas fue en realidad la pionera de todo, en ella residía una familia patricia, los Van den Burse, cuyo escudo de armas, grabado en la puerta de su palacio (o casa de Noble en aquel siglo), ostentaba orgullosamente tres sacos de plata, el nombre de esta familia llego a figurar en la historia, ya que fue el origen del termino Bolsa. En su residencia de Brujas en Bélgica se reunían los negociantes llegados de los cuatro extremos de Europa para confrontar ofertas y demandas. Esta casa empezó a llamarse “De Bursa” luego evoluciono hacia Beurs y finalmente Bourse, nombre que acabo aplicándose a las Bolsas Europeas.

A mediados del siglo XVI las transacciones se concentraron e intensificaron en Amberes, ciudad que se convirtió en una plaza bastante concurrida por los comerciantes de todas las naciones. Allí se construyo el primer edificio dedicado exclusivamente al comercio de materias primas en 1531. Su arquitectura y su estilo de patio se convirtieron en un modelo para el futuro.

Había nacido oficialmente la primera lonja de comercio. En el año 1592 apareció el primer boletín con la lista de las distintas cotizaciones en curso.

A lo largo del siglo XVI el comercio se intensifica y aparecen nuevas rutas comerciales. Las rutas de oriente y el comercio con china y Japón se hacen cada vez mas frecuentes.

Continuamente se buscan nuevos itinerarios para abaratar el coste de las materias primas “exóticas” en esa época, como consecuencia de la importancia económica de las expediciones comerciales marítimas hacia Oriente y “las Indias”, cuando se crea un esquema que tendrá consecuencias totalmente revolucionarias: La Sociedad por Acciones.

Comments are closed.