Press "Enter" to skip to content

Una mala combinación en el Brexit

Son las cinco de la madrugada de un verano difícil, el mundo se cayó ayer. No es la primera vez que pasa y no será la ultima, el brexit golpeo y fuerte. Pero los mercados financieros se levantaran, como lo hacen siempre.

Esto pensaba Martín mientras se asomaba a la ventana de su cuarto para ver que se asomaba lento el astro que en algún momento fue el Dios de los egipcios.

Baja las escaleras para encontrarse con la cocina todavía dormida, prende las luces y su mirada se fija en la cafetera. Electrodoméstico que compro en la rebaja de un gran supermercado.

.-Todavía tengo tiempo – Pensaba Martín mientras se disponía a echarle dos tasas de agua a la cafetera para luego prenderla.

Sus pies fríos se dirigieron a la mesa, donde suele cenar con una familia que todavía no lo conoce, ni lo hará jamás.

El brexit fue la consecuencia de una Unión Europea débil, que quiso jugar en la primera división sacando su moneda internacional el Euro para hacerle frente al dólar. El problema con la Unión Europea es su unión…la Unión de estos países se creo después de terminada la segunda guerra mundial, no eran aliados pero se necesitaban mutuamente por una simple razón, Estados Unidos y Rusia habían ganado la guerra y dejaron a países como Alemania, Italia, España e Inglaterra en ruinas. Y bueno, la unión hace la fuerza pero lo que mal comienza mal termina.

Y Martín lo sabe. Su estudio en la psicología y su paso por la facultad de filosofía y letras esta todavía en su mente, el sabe perfectamente que cada echo trae aparejada una consecuencia, sabe de actos y comportamientos humanos.

Martín mira la cafetera y se da cuenta que el café ya esta listo, se levanta de la silla y camina lento hasta la tasa, con su mirada se dirige a el tarro de azúcar, pero su mente esta en otro lado.

-Porque no lo vi., Me adelante. ­­- Pensaba Martín mientras revolvía el café.

Martín quería ser psicólogo de chico, por eso estudio en la Universidad de Buenos Aires dos años, cuando se dio cuenta que no era lo suyo realmente así que se anoto en filosofía. Pero el mundo es raro y Martín termino trabajando para un corredor de bolsa y dejando sus estudios, al principio el trabajo de martín era nada mas y nada menos que servir café y llevar la documentación del lugar…Era un cadete, pero el mundo da muchas vueltas y martín cinco años después pasa a ser corredor de una de las principales casas de Buenos Aires.

La tasa de  café estaba sobre la mesa, martín la miraba sentado en el frente, la observaba con un cruel sigilo, mientras el sol se asomaba por su frente en la cocina todavía dormida.

Apostar a las noticias es complicado, querer jugarle al alza o la baja a monedas internacionales trae aparejadas consecuencias, algunas muy buenas y algunas desastrosas.

Martín el día anterior al Brexit había apostado al alza en la libra esterlina.

-Es que era fácil, haber hagamos un poco de psicología social, las personas que van a votar en Inglaterra tienen entre 18 a 55 años…La unión se formo en 1953 así que ellos nacieron bajo su dominio, no conocen otra cosa que eso, además van a perder derechos como no poder usar el Euro como moneda y no se van a poder moverse con la libertad que lo hacen hasta el momento por Europa, las personas son básicas, somos básicos pero en el buen sentido, no podemos salir de lo establecido, nos movemos bajo un sistema estructurado y salir de este complejo.- se convencía Martín mientras miraba la tasa donde tenia su café llegando a estar casi frió.

-¿Porque las personas votarían a favor del Brexit?- Se volvía a preguntar para el mismo sin que nadie le responda.

Martín con su base en psicología y filosofía había decidido jugarle al alza a una moneda que estaba a punto de morir, pero la ambición no había sido lo único que lo motivo a jugarle tantos millones a esta alza, también estaba el echo de que su jefe estaba internado por una depresión severa después de la muerte de su esposa y el había quedado a cargo del lugar.

Lo cierto es que les estaba yendo mal desde hace un tiempo, sus fondos comunes de inversión estaban bajando la rentabilidad y están perdiendo clientes, se tenían que recuperar y rápido por que si no iban a quedar en una mala situación financiera.

Martín enciende el televisor. No tomo ni un sorbo de su café ya frió.

Son las 6 de mañana en todo el país.- Dice la periodista para continuar explicando que la salida del Brexit será un echo en poco tiempo y que se desplomo la libra.

Ya pasaron varios años desde el Brexit y Martín se sigue levantando a las cinco de la madrugada, se hace el café que nunca va a tomar y enciende la televisión para que la periodista anuncie lo inevitable.

Dicen que lo complicado en el suicidio no es la muerte en si, eso dura segundo. Lo realmente complicado es revivir una y otra vez este momento, y además es una mala combinación el Brexit y el suicidio. Pero eso martín no lo sabia.

Comments are closed.