Press "Enter" to skip to content

características típicas del especulador exitoso en el mercado bursátil

La especulación ha sido la gimnasia cerebral de multitud de hombres, desde filósofos hasta artistas, y no hay nada de extraño ni de censurable.

Cicerón que opinaba que la especulación constituía el motor de la formación de capitales, consiguió reunir una considerable fortuna.

Isaac Newton perdió mucho dinero en el derrumbamiento de las acciones de los Mares del Sur. Fue tanta la perdida de dinero en el mercado bursátil de Isaac Newton que acabo prohibiéndole a la gente de su entorno que mencionase la palabra Bolsa delante de el.

Voltaire se pasaba horas enteras hablando con su amante de las acciones de la compañía Lorena. Especulo con terrenos y granos, pero al final consiguió mas fama y dinero como contrabandista de divisas.

Beamarchais y el escándalo Casanova, al igual que Balzac, fueron empedernidos bolsistas. Balzac necesitaba importantes sumas de dinero para mantener su nivel de vida, para conseguirlo escribía relatos, novelas y ensayos, pero como no le bastaba se hizo especulador bursátil.

Lord Keynes, quizás el economista más importante del siglo XX, fue un hábil especulador. La historia relata que Keynes cuando se levantaba de dormir meditaba sobre que acciones subirían y bajarían ese día y se basaba nada mas que en la psicología de masas, llego a hacer en un año mas de 2 millones de dólares en la bolsa, mas tarde seria ministro. Al pie de su retrato el gobierno británico puso esta inscripción: [Lord John Maynard Keynes, el hombre que consiguió crear una fortuna sin trabajar].

Paúl Gauguin, Richard Strauss, Ernest Hemingway y muchos otros personajes insignes empleaban parte de su preciado tiempo en el seguimiento de los mercados financieros.

Mucha gente cree que las características típicas del especulador exitoso son ser intuitivos y duro. Pero es la capacidad de entendimiento, mas que los conocimientos técnicos de bolsa, la característica mas importante. Se trata de entender en cada momento las circunstancias que concurren. En resumen, el especulador debe ser un ser pensador, capaz de hacer planteamientos amplios y flexibles.

 

 

Comments are closed.