Press "Enter" to skip to content

La Burbuja De Los Tulipanes

El 5 de febrero de 1637 se vendieron 99 tulipanes por 90.000 florines, al día siguiente estalló la burbuja, comenzando una caída de precios imparable. Este “crac” de 1637 llevó a la ruina a coleccionistas y comerciantes, convirtiéndose en la primera crisis financiera relacionada con la burbuja especulativa en Europa.

Por su esplendor y abundancia hay una flor en este planeta que eclipsa a todas las demás flores. Cada primavera las llanuras holandesas se llena de infinidad de flores de colores brillantes, tal vez se trate de la planta mejor estudiada del mundo, ¿Pero quien conoce su historia secreta? La belleza de esta flor ha inquietado, cautivado y seducido a ricos y pobres por igual, hubo un tiempo en que este bulbo valió su peso en oro.

Hace tres siglos sus valiosos diseños y tonalidades enloquecieron a una nación entera.

Sus bulbos se convirtieron en una fantástica especulación financiera, se hicieron apuestas astronómicas sobre su creciente precio, pero cuando el mercado colapso, miles de inversores se quedaron en la ruina.

La Burbuja De Los Tulipanes -La Primera Burbuja Financiera

Fue el primer gran fiasco en la historia económica mundial. El Tulipán llego a Holanda desde Turquía en el año de 1630 para adornar el cuarto del rey Maximiliano, esta flor tuvo gran popularidad meses posteriores entre los nobles y ricos de holanda estaba caracterizado por ser un símbolo de prestigio entre los mas ricos, la demanda del Tulipán para el año 1632 era enorme, tan grande era la demanda que los granjeros decidieron comerciarlos a estos bulbo en una especie de mercado secreto.

El único problema con los Tulipanes es que tardan siete años en crecer y eso era mucho tiempo para la especulación, de esta manera los bulbos de los Tulipanes comenzaron a tener un alza astronómica en el mercado, por esta razón mucha personas humildes habían dejado sus empleos para comercializar Tulipanes, se pedían créditos y se hipotecaban propiedades para poder comprar un bulbo de esta planta. La oferta disminuyo muy rapido para el año 1633 y cuanto mas inversores se metían en el juego más rapido crecía el precio.

Luego de mas de siete años especulando con los Tulipanes surgieron las criticas, se tiene datos certeros que para el año 1636 un bulbo de tulipán (bulbo de Semper Augustus (un raro tulipán a rayas blancas y rojas) se cambió por una mansión entera en el centro de Ámsterdam.

El precio del Tulipán para fines del año 1637 era tan alto y tenia tantas criticas el precio elevado que había alcanzado que los especuladores se fueron del juego de la oferta y la demanda, era tanta la oferta con especuladores saliendo del mercado del Tulipán que el precio cayo en picada, Aquellas personas que pidieron créditos imposibles y que hipotecaron sus casas o sus negocios para invertir en el tulipán se arruinaron. Los comerciantes que aún conservaban contratos y derechos trataron de hacerlos valer e intentaron cobrar. Pero era imposible. La gente había perdido sus casas y sus trabajos por una flor que ahora no valía nada. Los juzgados se colapsaron por los acreedores, el pueblo se arruinó y, finalmente, la economía holandesa entró en quiebra.

 

 

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.