Press "Enter" to skip to content

Teoría Contraria -La opinión en el mercado bursátil

“La ley de una muchedumbre organizada es la unidad mental. Los individuos que componen la masa pierden su consciencia personal bajo la  influencia de la emoción y están preparados para actuar como una unidad.”

                                                                                              Thomas.T.Hoyne.

 

 

La opinión de la teoría contraria en el mercado bursátil

 

Humphrey Neil fue el primero que hablo de la teoría de la opinión contraria basándose en su experiencia y en los trabajos previos y observaciones de Gustav LeBon, Gabriel Tarde, Charles Mackay e incluso Sigmund Freud. Neil sostiene que la masa (la mayoría de los inversores bursátiles) tiene una apreciación correcta de la dirección de los mercados la mayor parte del tiempo, pero en los puntos de inflexión se equivoca. La teoría de Neil afirma que una vez se forma una opinion, la mayoría le imita. El proceso se puede extender hasta un grado en el que prácticamente todo el mundo esta de acuerdo con su validez. Cuando todo el mundo piensa lo mismo, todo el mundo es muy probable que este equivocado. Cuando las masas de gente sucumben ante una idea es porque están llevados por sus emociones y dejan de pensar. Esta teoría, que es muy sencilla en su formulación, no es tan fácil de aplicar en la práctica. Su correcto análisis y aplicación implica mucho análisis, creatividad y gran experiencia, ya que dos situaciones de mercado nunca son idénticas y, aunque sabemos que la historia se repite, nunca lo hace de la misma manera. Saber cuando hay que de “contrario” es muy importante. La formación de una correcta opinión contraria es difícil, ya que las tendencias económicas y  bursátiles son, a menudo, muy lentas como para girar hacia su sentido contrario. El proceso es que la opinión mayoritaria tiende a convertirse en dogma, mientras que las premisas básicas que daban origen a esa opinión van perdiendo su valides original y se convierten progresivamente en incorrectas. Estas tendencias se dan por que los inversores tienden a moverse en masas (búsqueda de la seguridad)  guiados por sus instintos gregarios y por el simple deseo de hacerse rico en poco tiempo. ¿Porque la masa casi siempre se equivoca? La respuesta es que cuando prácticamente todo el mundo ha tomado una posición en el mercado en una dirección, no queda nadie para empujar en esa dirección y, por lo tanto, se inicia una contra tendencia. Por ejemplo, cuando existe una opinión muy mayoritaria “alcista” por parte de los inversores y analistas, eso quiere decir que todo El mundo ya ha comprado y espera a que suba la acción y la bolsa ¿Pero quien va a comprar esas acciones para que la bolsa suba si ya han comprado? Si toda la materia prima esta invertida no hay materia prima para comprar. El paso siguiente por agotamiento, es el inicio de un suave descenso, que por decepción de las expectativas se va acelerando. En el sentido contrario, si existe una mayoría aplastante de pesimistas porque  se piensa que la bolsa va a seguir bajando es que todo el mundo ha vendido sus acciones, entonces la pregunta es ¿Qué oferta de acciones va a ir al mercado para que la bolsa siga bajando? Obviamente, la respuesta es un comienzo de tendencia alcista que luego se ira alimentando.

Recordemos que la teoría de la opinión contraria requiere ir contra nuestros instintos más humanos “gregorianos”, tenemos que ir contra el ambiente y contra la opinión generalizada que parece muy consistente.

Es, pues, una tarea difícil que requiere equilibrio mental y conocimientos de los mercados y de la psicología de masas.

Comments are closed.