Press "Enter" to skip to content

En la Bolsa todos ganan

Total desacuerdo:

Es una error. Una mentira de que en la Bolsa todos ganan. Total. O que todos podemos ganar.

En la Bolsa, estimativamente, gana sólo un 15%. El resto pierde. Más o menos. Cualquiera sea la bolsa, cualquiera sea el país. Cualquiera sea el movimiento del mercado.

Es el principio de Pareto aplicado a la Bolsa.

No hay que establecer principios erróneos. Si se parte de premisas erróneas, se llega a resultados disparatados.

En el universo todo es relativo, menos la velocidad de la luz, según el genial Albert. En la Bolsa todo, absolutamente todo es relativo.

Puedo decir gané un 20%. En qué? En pesos? Y respecto al metro cuadradado de construcción cuánto? Y respecto a la onza de oro cuánto? Y respecto al dólar cuánto? Y respecto a una canasta de monedas cuánto?

En el corto plazo, no se genera riqueza como para que todos ganemos. Más porcentajes del 10% o más. Y si no se genera riqueza, mucho menos se puede repartir. En el mundo, es rentable una inversión en una Unidad de Producción que arroje un 15%. Anual.

Defino corto plazo para períodos de tiempo menores o iguales a un año. Qué es el plazo promedio de una inversión en Bolsa para aquellos que operan. No hablo de los que ahorran, manteniendo posición por más tiempo. Algunos de por vida.

Lo que se produce son VARIACIONES RELATIVAS. Una cosa es el precio y otro el Valor Apreciado. El precio es lo que un bien vale en nominales. El Valor Apreciado es lo que alguien está dispuesto a pagar en un determinado momento. Ese Valor Apreciado es en Bolsa algo intangible: expectativa. Por eso el Valor Nominal de una acción no se condice con el precio real de esa acción. Tiene o no una expectativa, a veces multiplicada por 4 o 5, de su Valor Nominal.

En el corto plazo, cuando uno gana en Bolsa es porque otro pierde. Así de simple, así de claro. No se genera riqueza suficiente en ese plazo para que todos ganemos. Simplemente se produce un Deslizamiento de Precios Relativos.

Pero cuidado. Todos los ríos terminan desembocando en el mar. Y los deslizamientos son detenidos. En la naturaleza y en los mercados. Para medir o determinar si uno se ha beneficiado con ese deslizamiento o no, deber comparar con parámetros que debieran tener valores absolutos, y que en Economía NO EXISTEN. Como sí en el Universo, que es la velocidad de la luz.

Por eso hay que leer y estudiar. ANTES DE AFIRMAR. Horas. Días. Meses.

Si no, se corre el riesgo de decir tonterías.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.